Gobierno Nacional de Panamá

Salud despúes de la JMJ

Domingo, 3 de Febrero de 2019

El autor es Médico y Ministro de Salud.

La Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) nos dejó muchas enseñanzas y experiencias. De todas, la más importante es que los panameños sí podemos unirnos y sobreponernos a diferencias políticas y sociales para lograr un éxito como Estado.

Este evento puede servir como “semilla” para que todos caminemos juntos, sobre todo en áreas como educación y salud, y dejemos atrás las mezquindades grupales que, ocasionalmente, producen críticas destructivas y muchas veces infundadas, con fines "politiqueros".

Específicamente en salud, se trabajó durante 18 meses, pero en las dos semanas de la JMJ se implementó el Centro de Operaciones de Emergencias en Salud (CODES) en el MINSA, donde se unieron funcionarios del Ministerio de Salud y de la Caja de Seguro Social (CSS) y trabajaron coordinadamente para lograr el éxito. Una demostración más que la salud, en este país, es una sola y sí se puede coordinar entre el MINSA y la CSS.

Por otro lado, había una deuda histórica con el país, en la implementación del
Plan de Cobertura de Eventos Masivos en Salud (P-CEMS). Ahora tenemos ese plan, con aumento de las capacidades del personal y equipamiento de respuesta. No más improvisaciones ante situaciones de aglomeraciones de personas. Esto se pondrá en práctica en las ferias, carnavales, Semana Santa, fiestas patrias, etc.

Un aspecto es la atención de salud y la respuesta ante eventos masivos, otro es la prevención de situaciones peligrosas ante estos eventos (Plan Multiamenazas en Eventos Masivos). En esta área en particular, el Estado compró equipos (únicos en la Región), que detectan armas biológicas, químicas, radiológicas, nucleares y explosivos (grupo QBRNE). Tenemos al personal entrenado en el manejo de estos equipos y que trabajan en conjunto con Estamentos de Seguridad. Esto le puede dar confianza a toda la población que tenemos panameños protegiéndonos, aunque no los veamos.

Es decir, la Jornada Mundial de la Juventud nos sirvió para aumentar las capacidades humanas y físicas para cuidar la salud de los panameños y prevenir eventos de terrorismo. La JMJ también nos dejó mayores capacidades para garantizar mejor salud a la población.

Además, estamos preparados para apoyar a otros países de la Región ante situaciones similares y aglomeraciones de personas.

No quisiera terminar este artículo sin volver a felicitar y agradecer a todo el personal de salud y los Estamentos de Seguridad por sobreponerse al cansancio físico y mental, por ceder tiempos de vacaciones y familiar, para proteger a todos los panameños y extranjeros que se encontraban en nuestra tierra durante esos días.

Miguel A. Mayo
@mayogastro