Gobierno Nacional de Panamá

MINSA y Hospital del Niño dan recomendaciones para evitar accidentes y secuelas durante fiestas de fin de año

Miércoles, 19 de Diciembre de 2018

 

El Ministerio de Salud (MINSA) y el Hospital del Niño anunciaron una serie de recomendaciones a la población en general para evitar accidentes y secuelas con motivo de las fiestas de Navidad y Año Nuevo, a fin de que estas celebraciones no se convierten después en problemas de salud.

El Ministro de Salud encargado, Dr. Eric Ulloa, dijo que el primer anillo de seguridad es la propia persona, por lo que hizo énfasis en cuidar los hábitos de alimentación dado los altos índices de enfermedades metabólicas como diabetes y obesidad que existen en el país.

En ese sentido, el Dr. Ulloa expresó que los panameños estamos comiendo el doble y triple de calorías necesarias al día; también hizo referencia a los riesgos del consumo excesivo de alcohol que se da para estas fiestas.
Igualmente, el Ministro de Salud encargado sostuvo que hay que prevenir las quemaduras no solo por juegos pirotécnicos, sino por accidentes en la cocina con las ollas, donde los niños chicos se acercan a curiosear y esta les cae encima.

“Las fiestas de Navidad y de Año nuevo deben ser con prevención y seguridad, por lo que hay que proteger a la familia evitando los cortos circuitos en el hogar sin recargar el arbolito de Navidad y, por otro lado, teniendo una alimentación saludable y tomar bebidas de forma moderada”, puntualizó.

Por su parte, el Director del Hospital del Niño, Dr. Paul Gallardo, expresó que las quemaduras pueden ser producidas por agua, electricidad, fuego, químicos y otras causas, pero precisamente en este mes se dan quemaduras por fuegos pirotécnicos que pueden ir desde leve a grave, es decir, de primer grado hasta tercer grado.

“El gran problema de las quemaduras es que las mismas producen cicatrices, secuelas y hasta pérdidas de miembros. Justamente en diciembre y enero el número de niños quemados por estos accidentes aumentan”, explicó el Dr. Gallardo.

Añadió que se atienen 450 pacientes quemados en el año, pero para diciembre y enero las causas principales son por juegos pirotécnicos, una causa 100% prevenible.
Por último, la Directora General de Salud, Dra. Itza Barahona de Mosca, recordó que hay que protegerse de enfermedades transmitidas por alimentos y agua, por lo que hay que verificar bien dónde se adquieren nuestros alimentos, y que estos sean en las ferias libres, kioscos, mercados y supermercados que cumplen las medidas sanitarias.

Recomendó que los alimentos deben guardarse en una cadena de frío adecuada; puesto que estos alimentos no se pueden dejar destapados después de su preparación, ni prepararlos tan temprano para luego servirlos muchas horas después, lo cual hace que aumenten los problemas de vómito, diarrea y gastroenteritis.

“Sistema de Salud Humano, con Equidad y Calidad, un Derecho de Todos”