Gobierno Nacional de Panamá

Dengue, zika y chikungunya

Lunes, 3 de Junio de 2019

Artículo de Opinión. Ahora que empezó, nuevamente, la temporada lluviosa, es característico que aumenten las enfermedades transmitidas por mosquitos y me parece bueno, tener algunas consideraciones para disminuir la posibilidad de contraerlas.

Estas son 3 enfermedades producidas por diferentes virus de la misma familia genealógica y que además se transmiten por el mismo mosquito, el Aedes aegypti. Ahora se conoce que hay otros mosquitos asociados a la transmisión de estas enfermedades Por regla general, el cuadro clínico de las tres está predominado por fiebre y erupciones en la piel.

El dengue puede producir la muerte si evoluciona a un dengue grave, caracterizado por hemorragias y falla de múltiples órganos. Pacientes mayores de 65 años y aquellos con enfermedades crónicas están particularmente expuestos al riesgo de desarrollar dengue grave. Por lo tanto, se debe tener una especial atención a este grupo de pacientes.

El Chikungunya cómo característica principal es que además de la fiebre, produce dolores articulares (sobretodo manos, pies, rodillas y espalda), pero hasta el 30% pueden cursar asintomáticos. Tiende a mejorar, pero hay paciente que quedan con estos dolores articulares por largos periodos de tiempo.
 
En pacientes con enfermedades cronicas se han descritos fallecimientos. El Zika, produce síntomas más leves que los anteriores (de hecho el 80% cursan asintomáticos), pero si se presenta en una embarazada (sobretodo en el primer trimestre), puede afectar al feto y producir lesiones neurologicas de las cuales la microcefalia es la más frecuente.
 
Pero, la forma de evitar estas tres enfermedades y algunas otras, está en nuestras manos. ELIMINEMOS LOS CRIADEROS DE MOSQUITOS. Esto es fácil, pero debemos hacerlos todos los ciudadanos en nuestras casas y oficinas. Darle la vuelta a la casa dos veces por semana, y eliminar toda el agua acumulada y los potenciales criaderos (recipientes que puedan acumular agua).
 
Además, en las casas donde se acumula agua para beber o cocinar, debemos asegurarnos de tapar los recipientes en forma hermética, se debe usar mallas en las ventanas para evitar la entrada de mosquitos. La fumigación es una buena estrategia, pero solo elimina al mosquito adulto y no a las larvas, ni los huevos, por lo que no es tan efectiva como eliminar los criaderos.
 
Otra estrategia es la de usar mosquitos transgénicos, que producen descendencia estéril, pero la inversión es alta y solo ayuda a eliminar el Aedes aegypti y no las otras especies de mosquitos que pudieran transmitir estas enfermedades. Se está empezando a comercializar una vacuna contra el dengue, pero aún no está recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para uso masivo.
 
Los panameños debemos saber que cada uno de los habitantes es el responsable de cuidar su salud y en este caso, la medida es muy fácil, acostúmbrate a eliminar los potenciales criaderos de mosquitos, sobretodo en los alrededores e tu casa y exige que tu vecino también lo haga.
 
Con que esta tarea se realice dos veces por semana es suficiente para eliminar la mayoría de los criaderos y disminuir la población de mosquitos en forma significativa. Las alcaldías deben limpiar los terrenos baldíos y multar a los dueños que no lo hacen ya que es su responsabilidad velar por la salud de todos los habitantes.
 
Con estas sencillas medidas, podremos disminuir a su mínima expresión estas enfermedades que tanto luto y dolor han causado a familias panameñas. Tu salud y la de los tuyos es tu 
responsabilidad. 

Miguel Antonio Mayo 
mmayo@minsa.gob.pa / @mayogastro
El autor es Ministro de Salud.