Gobierno Nacional de Panamá

COMUNICADO

Lunes, 6 de Marzo de 2017

Panamá, Lunes 6 de marzo de 2017. Ante los hechos ocurridos durante el accidente de tránsito suscitado ayer, en Antón, provincia de Coclé, como máxima autoridad regente de la Salud en Panamá hacemos un alto para manifestar nuestro agradecimiento a todo el personal de salud que participó en las labores de rescate y atención a las víctimas, quienes brindaron respuesta a la situación de manera oportuna.

En ese sentido, es importante resaltar el papel que desempeñó el personal del Centro de Salud de Antón, siendo este el primer equipo de salud en acoger y atender de manera rápida a los heridos.

De igual forma, resultó trascendental el eficaz apoyo brindado por el equipo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), que se encontraba activo por las festividades de Jesús Nazareno de Atalaya, lo cual propició que el personal se pudiera trasladar con rapidez al lugar de los hechos para la labor de rescate, con gran sentido de humanidad y compromiso que los caracteriza.

Asimismo, elogiamos la capacidad de respuesta de los centros médicos donde fueron trasladados los heridos: el Hospital Aquilino Tejeira, en Penonomé; el Hospital Dr. Rafael Estévez, en Aguadulce; el Hospital Nelson Collado, en Herrera; el Hospital Santo Tomás y el Complejo Metropolitano de Salud de la Caja de Seguro Social (CSS), en Panamá; donde el personal de salud estuvo preparado (aunque en su mayoría no se encontraban de turno a la hora del evento) y presto para atender la emergencia, pese a que en nuestro país es inusual que se registren accidentes de tránsito de tal magnitud.

También es el importante destacar el papel desempeñado por el equipo de emergencias para el traslado de los pacientes, donde se utilizaron tres (3) helicópteros y dos (2) aviones del Servicio Nacional Aeronaval (SENAN) y aproximadamente 12 ambulancias, todos debidamente coordinados por el Sistema Institucional de Salud para Emergencias y Desastres (SISED) del Ministerio de Salud (MINSA).

Por último, y no menos importante, nos unimos al dolor de las familias de las 18 víctimas fatales, panameños humildes y trabajadores que perdieron la vida en este inusual accidente que ha traído luto a nuestro país. Este hecho nos hace reflexionar a todos sobre la responsabilidad y el riesgo para la salud que representa conducir un vehículo, peligro al que todos –conductores, pasajeros, peatones– estamos expuestos.

“Sistema de Salud Humano, con Equidad y Calidad, un Derecho de Todos”