Gobierno Nacional de Panamá

Artículo Recurso Humano en Salud

Domingo, 11 de Marzo de 2018

Escrito por: Miguel A. Mayo
Médico y Ministro

Siempre he dicho que aunque el Sistema de Salud está formado por instalaciones, equipos, medicamentos, protocolos, etc., son las personas lo fundamental en el mismo. En Panamá existen 42 gremios de profesionales asociados a la salud en forma directa (profesionales de la salud). Su preparación académica y humana es la base del éxito del Sistema de Salud. Es importante tener recurso humano suficiente, pero también debe ser de calidad. Todos los panameños somos iguales y debemos tener el mismo derecho de atención con calidad y calidez.

Pero para que exista esta calidad y calidez de atención se requiere de una continua planificación y distribución del recurso humano con tres cualidades importantes: buena preparación académica, remuneración económica adecuada y una actitud con sensibilidad hacia los pacientes.

Hace 3 años, cuando se hizo el análisis de los profesionales de salud existentes y su distribución, nos percatamos de la necesidad de implementar el programa de becas. Se aumentaron los cupos de médicos en la Universidad de Panamá, de enfermería en UDELAS, sobre todo en el interior del país, y de carreras técnicas. Se crearon las carreras de educadores para la salud y la de inspectores de vectores. Además, como hito histórico, se crearon las especialidades médicas de Medicina del Trabajo y Salud Pública y Medicina Preventiva. La formación de especialidades médicas y de enfermería ha sido una prioridad. Para aumentar esta formación se han hecho convenios con España, Israel, Colombia, México y Costa Rica.

Aunque se han aumentado las plazas de todas las especialidades médicas, lo que más se quiere formar son médicos de atención primaria (medicina familiar, medicina interna, pediatría) para poder reforzar la atención primaria que es la base de un sistema eficiente. Aunque estos resultados no se verán en los próximos años, debe continuarse como política de Estado.

En proceso de licitación se encuentra la construcción de la nueva Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, equipada y con las adecuaciones para una buena formación en el siglo XXI, pero creemos que pronto hay que hacer lo mismo con la Facultad de Odontología, Enfermería, Farmacia y otras carreras asociadas a salud.

También se ha empezado a usar el examen de certificación médica y el desempeño en el primer año de internado, para adjudicar las plazas del primer y segundo año de internado respectivamente. Es decir, introducir la meritocracia como “escalera” para ascender en la profesión. Premio a la academia y alejar la salud de las influencias políticas o de amistades.

Ya se hizo también un aumento de la escala salarial de TODOS los profesionales de la salud, aumento inédito que han recibido cada uno de estos gremios. Esperamos que esto ayude a mejorar las condiciones laborales y con eso mejorar la atención a los pacientes.

La clave, como hemos mencionado en otros artículos, es la actitud basada en sensibilidad para poder desarrollar una adecuada relación médico-paciente, que permita el éxito terapéutico en cada caso en particular.

Esta actitud se desarrolla desde la infancia, en los hogares de cada uno. De ahí la importancia que juegan la familia y la escuela en formar a los jóvenes de hoy de manera integral.

La formación de los profesionales de la salud demora años, por lo que no debemos permitir que las nuevas administraciones abandonen este programa que ha sido visto como política de Estado y nos toca a todos los habitantes defenderlo para que así continúe.

Miguel A. Mayo

@mayogastro