Gobierno Nacional de Panamá

Artículo de Opinión: Estilos de vida y cáncer

Domingo, 7 de Octubre de 2018

El autor es Médico y Ministro de Salud.

Aunque muchos tumores tienen marcadores genéticos y el riesgo de sufrirlos puede ser heredado, también es cierto que las condiciones de vida de cada persona permiten que estos genes se expresen o no. Es importante conocer estos factores de riesgo, ya que pueden ser controlados por cada uno de nosotros. Eso sí, depende de nosotros cuidar nuestras vidas. La enfermedad es una situación con la que lidian los médicos, pero la salud es responsabilidad de la población.

Así, pues, mencionaremos algunos hábitos que pueden ponernos en riesgo de padecer algún tipo de cáncer. Alrededor del 30% de los cánceres se asocian a estos favores de riesgo.

Tabaco. Este es el principal factor de riesgo asociado a cáncer. De hecho, es el principal factor asociado a muertes prematuras. Se puede asociar a cáncer de pulmón, laringe, lengua, boca, páncreas, hígado, estómago, cuellos de útero y riñón. Todos los productos que usan tabaco producen riesgo. Es decir, cigarrillos, tabacos, narguiles, cigarrillos electrónicos y los cigarrillos light.

Alcohol. El abuso de alcohol puede aumentar el riesgo de sufrir de cáncer de garganta, esófago, hígado y mama. Esto ocurre porque el acetaldehído, un producto del metabolismo del alcohol, daña el ADN. Este riesgo es proporcional al acumulo de alcohol bebido. Se cree que alrededor del 3% de los tumores se deben al alcohol.

Infecciones. Hay algunas infecciones virales o bacterianas que pueden predisponer a una persona a desarrollar cáncer. Así, por ejemplo, la infección por papiloma virus (VPH) se asocia a cáncer de cuellos de útero y de pene. Por esto se ha incluido la vacuna contra el VPH en el esquema de vacunación del MINSA. Igual ocurre con el virus de la hepatitis B, que se asocia a cáncer hepático y cuya vacuna también está en el esquema nacional. El virus de hepatitis C, el VIH también son factores de riesgo para cánceres específicos. El Helicobacter pylori, una bacteria que reside en el estómago, puede asociarse a cáncer en este órgano.

Obesidad. Este tema ha sido objeto de otro artículo en particular. Se asocia a mayor riesgo de mama, útero, colon, esófago, riñón, páncreas y vesícula biliar.

Es importante tener en cuenta que el riesgo de padecer cáncer aumenta en la medida en que se tienen varios factores de estos en forma simultánea, de ahí la importancia de tener, desde joven, estilos de vida saludables y cumplir con el esquema completo de vacunación que ofrece el Programa Ampliado de Inmunización del Ministerio de Salud.

En general, debemos tener en cuenta los siguientes factores de riesgo para evitarlos y garantizar más y mejor vida. Entre los más importantes están: el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, la falta de fibra en la dieta diaria, el consumo de carne roja y procesada frecuentemente, exceso de sal, el sobrepeso/obesidad, la inactividad física, la radiación ultravioleta (exposición al sol excesiva), infecciones (virus del papiloma humano, hepatitis B, Helicobacter pylori) y, especialmente para las mujeres, la terapia de reemplazo hormonal postmenopáusica y la ausencia de lactancia materna. Estos dos últimos predisponen a cáncer de mama.

Espero que esta información te haga recapacitar y convencerte que tú eres la única persona que puede cambiar tu vida y cambiarla para bien si empiezas a llevar un estilo de vida saludable.

Miguel A. Mayo

@mayogastro