Gobierno Nacional de Panamá

Artículo de Opinión: El corazón de los diabéticos

Lunes, 7 de Mayo de 2018

El autor es Médico y Ministro de Salud

Como hemos mencionado en otros artículos, la diabetes mellitus (DM) es una enfermedad sistémica, que no provoca síntomas en sus etapas iniciales y que afecta todos los órganos del cuerpo.

La elevación de la glucosa en la sangre acelera el desarrollo de ateroesclerosis (formación de placas de ateroma en las arterias), lo cual disminuye la luz de las minas y por lo tanto la irrigación de sangre al músculo cardiaco. En el paciente diabético esto es difuso y afecta diferentes áreas de la misma arteria, lo que agrava el problema. Por otro lado, la diabetes también afecta los nervios que inervan el corazón, lo que puede provocar alteraciones del ritmo (arritmias cardiacas) y disminución de la sensibilidad, por lo que el 30% de los infartos en estos pacientes son indoloros o “silenciosos”.

Este riesgo cardiovascular en los diabéticos aparece antes del desarrollo de una franca diabetes, por eso, en muchas ocasiones se diagnostica la diabetes cuando ya el paciente tiene una complicación cardiaca.

Alrededor del 75% de los diabéticos fallecen de enfermedades cardiovasculares, sobre todo enfermedad coronaria. Esto puede ser más frecuente si el diabético además es fumador, no realiza ejercicios, su perímetro abdominal es mayor del máximo recomendado (88cm en mujeres y 102 cm en hombres) y/o tiene antecedentes familiares de enfermedad cardiaca.

Por este motivo, los pacientes diabéticos, o aquellos que tienen familiares con diabetes, deben ser más disciplinados en sus estilos de vida y procurar tener una dieta adecuada. Este estilo de vida saludable debe iniciarse desde temprano en la vida. Recuerden que no es necesario tener síntomas.

Miguel A. Mayo

@mayogastro